Sobre el Autor

Me llamo Adrián Ramírez y nací en Madrid en 1989.

Adrián Ramírez

Soy una persona con amplia experiencia en el sector de Marketing por resultados (Marketing Performance) y los negocios online. Actualmente me estoy centrando en asuntos financieros, de inversiones y los ratios de conversión.

Me considero bastante emprendedor y siempre estoy abierto a nuevos proyectos y vías de colaboración.

Creo que soy una persona bastante constante, activa y luchadora. Creo firmemente en que nunca hay que dejar de luchar por los sueños. Entre mis habilidades y competencias destaco: escucha activa, organización, gran adaptación al cambio, empatía, análisis de datos, compromiso y dedicación, mejora de procesos y escalabilidad.

Sobre mi personalidad he de decir, que soy bastante sociable y me encanta conocer gente nueva, hacer networking y relacionarme.

También me gustan los animales, la naturaleza, explorar, hacer viajes y sobre todo hacer cosas nuevas. No soy muy amante de la monotonía.

También soy algo bromista y me gusta tomarme la vida con humor, ya que según dicen la vida son 2 días. Por eso me encanta esta canción: “Voy a reír, voy a bailar, Vivir mi vida lalalalá“.


Otra parte importante de mi vida es el baile, ya que es una de mis pasiones y llevo bailando Salsa Cubana y Bachata desde 2017.

Sobre mi faceta profesional

Tengo la gran suerte de dedicarme a algo que me encanta, que es el marketing (en mi caso especializado en marketing por resultados). Y poder trabajar desde casa (o en cualquier lugar con conexión a Internet).

Esto me permite compaginar con inversiones en diversos activos. Con el objetivo de alcanzar la libertad financiera y generar ingresos pasivos, aumentar el patrimonio o simplemente rentabilizar mi capital.

En mi antiguo blog personal markeista.com (por falta de tiempo, no se actualiza desde hace mucho) podéis encontrar un poco más de información del marketing por resultados.

Mi Historia

Desde muy pequeño siempre fui bastante curioso y me llamaba la atención descubrir el funcionamiento de las cosas que me rodeaban.

Entre mis aficiones, estaba el desmontar coches teledirigidos para ver sus “tripas” y el desempeño de sus motores. O cualquier tipo de aparato electrónico para descubrir su funcionamiento y/o intentar arreglar si estaba dañado.  Además, tenia ese espíritu emprendedor de mejorar los procesos que los hacían funcionar.

A la edad de 9-10 años me junté con unos compañeros de colegio y “fundamos” un pequeño negocio de reventa de chucherías y artículos o pequeños juguetes. Por las tardes con algunos compañeros de clases íbamos a tiendas de chuches y pequeños bazares, y comprábamos nuestro inventario. Entre ellos, chuches y algunos juguetes llamativos. Recuerdo con ilusión, una especie de paracaidistas que tuvo bastante éxito, eran unos pequeños muñecos de plástico que estaban provistos de una bolsa de plástico que servía como paracaídas.

A todo ese “inventario” que reuníamos, le dábamos salida los días siguientes en los recreos del colegio, siendo nuestros clientes los demás compañeros del colegio que contaban con las pagas que recibían de sus padres.

Eran buenos tiempos, pero lo cierto es que no recuerdo si este primer acercamiento al mundo de los negocios nos duró mucho tiempo, ya que hace muchos años de ello y posiblemente se nos “cortaría el negocio” por algún motivo de fuerza mayor (profesores, padres, burocracia…)

Mi “despertar”

El punto de inflexión en mi vida fue a la edad de 18-19 años cuando tuve varios acercamientos al mundo comercial, con varios trabajos por cuenta ajena/propia (con contratos mercantiles o los llamados “falsos autónomos”).

En los que por la metodología, motivación y formación que impartían en ese tipo de “trabajos” llegó a mis manos un libro que aunque suene drástico decirlo, en parte cambio mi vida y marcó profundamente mi manera de ver las cosas financieramente hablando, ese libro fue el famoso Padre Rico, Padre pobre de Robert Kiyosaki.

Fue un libro que llegó a mis manos en un momento determinado y cambió profundamente mi relación con el dinero. Por lo que se puede decir que despertó aún más en mi esa curiosidad y chispa emprendedora y la motivación por generar ingresos pasivos.

Recuerdo que desde entonces, siempre tuve claro que mi objetivo sería “jubilarme joven” y conseguir en cierta manera que el dinero trabajase para mi. Y no yo por el.

Desde entonces llevo trabajando en conseguir mi sueño.

La verdad que estoy muy contento con los resultados obtenidos hasta ahora con varias empresas a mis espaldas, tanto exitosas como otras ya cerradas (en las que el balance monetario fue negativo pero adquirí muchísima experiencia).

Y otras muchas inversiones con las que sigo aumentando el patrimonio de las cuales iré hablando a lo largo del tiempo en esta web.

¿Qué consigo yo con esta web?

Por un lado, simplemente dar parte de lo que yo he recibido hasta ahora, compartiendo los  conocimientos que he adquirido a lo largos de los años y experiencias, ya que es ley de vida que si recibes hay que dar 😉

También quiero ayudar a todo tipo de personas que no estén contentas con su situación financiera actual o que simplemente estén atrapados en la «carrera de la rata» (como lo llamaba cariñosamente Robert kiyosaki, en su obra maestra «Padre Rico, Padre Pobre«).

Por ultimo, quiero comentar que esta web también me sirve para generar ingresos, oportunidades de negocios, asociaciones y todo tipo de propuestas colaboración. Además, de conocer gente nueva y con inquietudes similares a las mías.

Si quieres saber más de mí, puedes echar un vistazo:

Tarjeta de visita LINKEDIN INSTAGRAM